Amnesia: The Dark Descent 1.0.1 screenshot

Amnesia: The Dark Descent 1.0.1

Descargar gratis

TRIAL

Cuando Daniel recuperó el conocimiento se encontró tumbado en un corredor de un oscuro castillo. No recordaba nada, sólo la vaga sensación de que algo le perseguía.

Con esta premisa se presenta uno de los juegos más tensos y oscuros de los últimos años. Amnesia The Dark Descent es la nueva apuesta de Frictional Games por el survival horror.

Siguiendo la línea de su aclamada trilogía “Penumbra”, se nos plantea un juego donde controlar el terror es clave para sobrevivir. La intensa exploración del misterioso castillo, irá dando paso a una historia de locura, inspirada en el mundo de H.P. Lovecraft.

Características de Amnesia: The Dark Descent 1.0.1

  • Amnesia, miedo y terror. Uno de los juegos que más tensión ofrece de los últimos años
  • Ambientación oscura y angustiosa
  • Una banda sonora inapreciable y llena de efectos de sonido, que nos mantendrá constantemente en tensión
  • Inspirado y relacionado con relatos de H.P. Lovecraft
  • Realizado por Frictional Games, compañía indi especializada en juegos de tensión psicológica. Sigue la línea de sus anteriores títulos

Análisis

En los últimos años, el monopolio de los juegos del género del survival horror había sido propiedad absoluta de los japoneses con videojuegosjuegos como Sillent Hill o Resident Evil. Parecía que nadie más tenía la capacidad de asustar a unos usuarios acostumbrados a la sangre, los monstruos y demás sustos de rigor. Pero los suecos del pequeño estudio de Frictional Games, han decidido recoger la atmósfera e historias del gran escritor americano H.P. Lovecraft para demostrar que occidente también sabe asustar y realizar aventuras oscuras que encumbren el género de horror.

Según iniciamos el juego, unos mensajes nos van avisando de lo que nos vamos a encontrar. No es un juego de ir matando enemigos, no es un juego de correr sin mirar atrás y por supuesto, es un juego lento. Nuestro personaje se llama Daniel y acaba de despertar en un oscuro castillo del siglo XIX., todo es oscuro a su alrededor y sin más explicación, tendremos que ponernos a andar entre las sombras en busca de una posible salida, así como una lógica a su situación.

El estado de salud de Daniel se dividirá en dos variables: la salud física y la mental. Caminando por los angostos pasillos del castillo, encontraremos muchas formas de volvernos locos. La oscuridad será nuestra peor enemiga y perturbará nuestros sentidos haciéndonos distorsionar nuestra visión e incluso caer al suelo. La mejor forma de recuperar la cordura será caminar por sitios iluminados o realizar alguno de los puzles que encontraremos por el camino.

Pero el castillo esconde muchos otros secretos y aterradoras criaturas. Atacarlas será el mayor error que podamos cometer, pues terminarán por bajar nuestra vida y matarnos lentamente. No es posible que Daniel se defienda de estos seres.

Amnesia The Dark Descent es un juego de subterfugio, hacernos el héroe y confrontar directamente a nuestros enemigos no conducirá a nada. Por ello debemos escondernos por el escenario o escapar corriendo de toda forma desconocida e intentar (en la medida de lo posible) bloquear su camino para que no nos persiga. Así, cerrar puertas y atrancarlas con mesas o muebles será la mejor opción para ganar unos valiosísimos segundos que nos permitan replantear nuestra táctica de escape.

Justamente la interacción con los objetos será lo que ocupe la mayor parte de nuestro tiempo. Daniel no recuerda qué hace allí, ni qué camino debe seguir. Muchas de las puertas están cerradas y disponen de ciertos puzles que habrá que solucionar. Recoger el objeto o llave necesarios para abrirlas, muchas veces nos puede llevar hasta la otra punta del castillo, por lo que se recomienda paciencia.

Para interactuar con puertas, barriles, cajas y demás objetos que nos encontremos por el juego, utilizaremos el ratón. Este irá cambiando de forma según el objeto sobre el que lo posicionemos. Así, una mano aparecerá en las puertas para que podamos agarrar el pomo y abrirlas cuanto necesitemos y queramos (cosa que será bastante útil si queremos escondernos de algún monstruo y necesitamos entreabrir una puerta para controlar sus movimientos).

Nuestro mejor aliado durante toda la aventura será el candil. Esta será nuestra posesión más valiosa y nos dará luz y cordura, entre los tenebrosos pasillos que recorreremos. Para mantenerlo encendido necesitaremos recolectar y ahorrar tantas cerillas y aceite sean posibles. Recuerda que estas no son gratis, necesitaremos investigar tantas habitaciones sean posibles para encontrarlas y a más movimiento por el castillo… más oportunidades tendremos de encontrarnos algo que no queramos ver.

Con las cerillas podremos encender los candelabros y antorchas que vayamos encontrando a lo largo de los pasillos, pero aconsejamos hacerlo sólo cuando sea totalmente necesario y ayude a ahorrar aceite.

Para abrir las puertas y accionar ciertos mecanismos repartidos por el juego, a veces, necesitaremos pasar una serie de pruebas a modo de puzle. Estos serán bastante lógicos y su única complicación, será encontrar el objeto necesario para activarlos. Realizar esta serie de pruebas mantendrá a Daniel cuerdo y le recuperará de su creciente demencia.

Los objetos que utilizaremos, se pueden rotar y mover según necesitemos y responderán a nuestros movimientos con el ratón.

A lo largo de los pasillos del horrible castillo del XIX, entre gritos y penumbras, nos encontraremos diversos textos que nos ayudarán a conocer más sobre la aterradora pesadilla que estamos viviendo.

En cuestión gráfica, Amnesia The Dark Descent es un producto resultón. No tiene grandes maravillas técnicas y tiende a repetir bastantes texturas y objetos, sobre todo en las dichosas cajas que nos encontraremos a lo largo del castillo. Los escenarios suelen ser bastante parecidos, por no decir iguales, lo cual resulta bastante pesado teniendo en cuenta el tamaño del mapeado, aunque también hay que reconocer que da mayor ambiente de soledad al juego.

El motor gráfico que han desarrollado los chicos de Frictional Games, mueve bastante bien las texturas y modelos y aunque estos sean simples (recordemos que es una compañía indi con pocos recursos) funcionan bastante bien en el juego.

Como amantes de Lovecraft, el estudio sueco rebautizó a su motor gráfico “HPL” en honor al afamado autor.

Pero el gran protagonista de Amnesia será la oscuridad. Prácticamente nos pasaremos todo el juego en penumbra y la trama se nos irá mostrando lentamente entre las sombras. A principio del juego se nos recomienda jugar de noche, sin luz y con unos cascos puestos, pero sinceramente… lo considero una locura. No, no existe una cantidad de peligro potencial tal que nos haga temer los horrores que encontraremos tras una puerta, pero nuestra sugestión será nuestra peor enemiga. Cuanto más nos metamos en el juego, cuanto mayor sea nuestra concentración en los puzles y la investigación por el castillo, mayor será nuestro temor. Sinceramente… estamos ante uno de los juegos más terroríficos que se han creado y aun entrando “por la puerta de atrás” del sector, ha conseguido auparse entre los grandes títulos del genero de terror.

En la web oficial encontraremos bastante información sobre el juego, fórums con guías, una tienda para comprar los títulos de Friction Games y soporte técnico con parches y demás actualizaciones gratis, así como videos en que nos darán una idea de lo que podemos encontrar al jugar a Amnesia. Justamente uno de esos videos muestra las reacciones de jugadores mientras “disfrutan” de sus paseos por el castillo. Es tan gracioso de ver como inquietante si aún no has jugado.

La opinión de PHP Nuke

Amnesia The Dark Descent es uno de esos juegos de PC de toda la vida. Un juego lento, en el que no parece pasar mucha cosa, pero que nos mantendrá pegados al ratón durante horas. La oscuridad nos envolverá y jugará con nosotros y con nuestra mente y al terminar, no sabremos si es mejor quedarse en la soledad de la penumbra de nuestro cuarto o volver al castillo que, aunque peligroso, está más controlado.

El pequeño estudio sueco de Friction Games, deja su saga Penumbra para presentarnos un giro de tuerca más en lo relativo al género survival horror.

Acostumbrados como estamos a todos esos juegos de acción y explosiones a raudales, lo primero que haremos al despertarnos entre las sombras del castillo, será buscar algún tipo de arma u objeto arrojadizo contundente. Pronto veremos que el modo de juego de Amnesia es totalmente diferente y más realista. Si nos despertásemos en mitad de un castillo del sigo XIX, sin recuerdo alguno de cómo llegamos hasta esa situación y comenzásemos a caminar por pasillos oscuros, no creo que lanzarnos a atacar figuras espectrales y deformes fuese nuestra primera opción. La idea será escondernos y esperar que el camino este despejado, para empezar a correr pasillos sin mirar atrás. El atesoramiento de cerillas también será indispensable. Nuestra salud mental vendrá precedida y/o acompañada de pequeñas dosis de luz entre las tinieblas, aunque muchas veces esto lleve a observar horribles escenas de sangre y mutilación.

Tal vez por esa “realidad” de planteamiento de la que hablamos, si intentamos atacar directamente a uno de esos seres moriremos irremediablemente. Algo lógico si tenemos presente que el arma más poderosa que hemos encontrado es una escoba, arrojadiza sí, pero que nos ofrece poca oportunidad ante los oscuros personajes que nos encontraremos entre la oscuridad.

El juego tiene una función de salvado automático por lo que se nos recomienda que no estemos preocupados por salvar a cada momento y nos centremos en la historia. Una vez empecemos a jugar y el pavor nos recorra el cuerpo, veremos que sí queremos salvar para no volver a pasar por ciertos momentos de juego.

El “truco” que hemos encontrado consiste en cerrar tras nosotros absolutamente todas y cada una de las puertas por las que pasemos. Si estamos estancados en algún lugar o en algún puzle, debemos salvar aceite del candil, encendiendo alguna vela o antorcha de nuestro alrededor. Tras asegurar la zona y confirmar que no existe peligro, sólo en ese momento, debemos guardar el juego. Morir en Amnesia es algo que no queremos por varios motivos: el primero reside en la tensión y nervios que nos va a producir y que nos puede hacer soltar uno de esos gritos que harán estremecer a los vecinos. El segundo motivo viene por lo tedioso que será volver al punto de control, que no tiene por qué estar cerca (en situación o en tiempo) de donde estamos y nos hará volver a pasar por escenas innecesariamente tensas para repetir.

La historia peca de desarrollarse de forma bastante lenta y tal vez se esperase un poco más del final. Seguramente esta sea la razón por la cual, en los consejos que nos dan al arrancar el juego, nos recomienden disfrutar las sensaciones de juego más que obcecarnos en llegar al final.

Amnesia The Dark Descent es un juego largo y tedioso, en parte por culpa de los puzles que nos encontraremos por el camino.

Estos no son más que pequeños problemas que nos iremos encontrando para continuar en nuestra aventura. Una palanca encajada y que no termina de moverse, una puerta cerrada por la que deberíamos poder pasar… les llamamos puzles, pero en el fondo no son más que situaciones realistas y relativamente sencillas que podríamos encontrar en esas situaciones. El problema es que muchas veces tendremos que volver sobre nuestros pasos para conseguir una llave o un objeto necesario para seguir adelante.

No apto para cardiacos, Amnesia The Dark Descent es uno de esos juegos que recupera el amor por el PC. Nos hará pasar miedo, tensión, nos indignará y enfadará a partes iguales y al final nos dejará ese sabor de boca de las antiguas aventuras gráficas. Totalmente recomendado para todos aquellos amantes del terror psicológico y con los nervios lo suficientemente templados como para poder recorrer un castillo encantado, con la simple ayuda de un candil.

Requisitos técnicos

Para jugar a Amnesia: The Dark Descent necesitaremos las siguientes especificaciones:

  • Sistema operativo: Windows 7 o superior
  • Procesador: 2,0 GHz o superior
  • Memoria RAM de 2 GB
  • Compatible con tarjetas de memoria Radeon X1000/GeForce 6
  • Un mínimo de 500 MB de espacio libre en disco duro

Para más información, tras la descarga, no dudes en visitar la web del desarrollador .

Conclusión

Amnesia The Dark Descent es una aventura gráfica con los controles de un shooter. Desde una perspectiva de primera persona, tendremos que recorrer los pasillos de un oscuro castillo del siglo XIX en busca de una salida. Por las sombras y penumbras de angostos corredores avanzaremos con la única ayuda de un candil, desafiando nuestras capacidades mentales para entender lo que vemos e intentar recordar nuestra memoria.

Desde su lanzamiento, aun siendo un juego sin el tirón mediático de sus competidores, Amnesia se ha convertido en todo un éxito de crítica y público. El buen trabajo de Friction Games hace empequeñecer su anterior trabajo (la trilogía Penumbra) ante el redondo acabado que le han dado a Amnesia.

Todo parece indicar que habrá segunda parte, pero por ahora… descansemos los nervios.

Ventajas
  • Increíble ambientación que nos pondrá los pelos de punta
  • El estilo de juego es sensacional. Nuestra sugestión nos jugará malas pasadas
  • La historia, basada en los mundos de H.P. Lovecraft
  • Constante sensación de indefensión
  • Los videos donde la gente se ha grabado sus reacciones mientras juegan
Desventajas
  • Los escenarios y objetos del juego pecan de repetitivos
  • La historia avanza de una forma un poco lenta